Sevilla rechaza, la greguería clínica y la mueca demente.

nazareno

Sevilla rechaza, la greguería clínica y la mueca demente.

Sevilla rechazó la moción de Izquierda Unida y Podemos para segregar la ciudad y la Semana Santa, que es como si Nueva York votara para separarse de Central Park, o como si Buenos Aires llevara al pleno municipal un edicto prohibiendo al alcalde ser aficionado de Boca o de River. La ocurrencia es al sectarismo, lo que el romancero al cantar de gesta: variante folclórica y terminal. Para esto ha quedado la izquierda en España, para la greguería clínica y la mueca demente.

Cientos de vecinos se manifestaron el viernes a las puertas del Ayuntamiento, y más de 60.000 personas firmaron la petición en HazteOir.org para que la mayoría de los concejales del Pleno rechazaran la moción. Finalmente, decayó con los votos de PSOE, PP y Ciudadanos.

Izquierda Unida y Podemos proponían, entre otros puntos, cambiar el callejero para eliminar los nombres de religiosos, santos y advocaciones católicas, prohibir el cortejo municipal de la procesión de la Hermandad de la Hiniesta y de los actos del Corpus, o apoyar desde el Ayuntamiento a las organizaciones feministas de la procesión del “santísimo coño insumiso”, que sacaron a pasear en una Semana Santa anterior, y por la que están denunciadas por un posible delito de ofensas a los sentimientos religiosos.

Sevilla, Madrid y Barcelona son los escaparates del rastrillo de antigüedades de la nueva política. Mercancía tarada del ajuar anticlerical del XIX, mucho hule roto, mucha polilla, mucha imitación del museo de la checa. Más muñecas flamencas que acero del partido. Más pendencieros que revolucionarios.

Actuall el breief

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*