SINDICATOS SIN RUMBO

sindicatosxc

SINDICATOS SIN RUMBO

Cuenta el catedrático de Derecho del Trabajo,Juan Antonio Sagardoy, que hace ya varias décadas quedó sorprendido durante un viaje a Alemania porque los sindicatos de la confederación DGB habían organizado un gran congreso en el que el medioambiente era la ponencia central. Aquel programa demostraba cómo las organizaciones sindicales pueden aspirar a representar a los trabajadores y defender sus intereses en ámbitos que van mucho más allá del estrictamente laboral.

Entrados ya en el siglo XXI, el del trabajador cualificado en Europa, las centrales sindicales de UGT y CCOO no son capaces de entender ese reto.Siguen ancladas en la nostalgia de un pasado en el que todo les iba mejor y movimientos transversales como el de las reivindicaciones de la mujer del 8 de marzo aún les pillan con el pie cambiado.

La crisis económica, en la que los cuatro mayores sindicatos del país perdieron cerca de medio millón de afiliados, podría haber sido una oportunidad para la catarsis. Pero lejos de ello, CCOO y UGT han renovado su cúpula para permanecer en el viejo error de la connivencia con las demandas políticas de algunos grupos de izquierda, aunque en casos como el del separatismo catalán vayan de la mano de la burguesía.

Sólo así se explica el apoyo de sus centrales a la manifestación de este domingo en Barcelona convocada por el independentismo. Un gesto con el que Unai Sordo y Pepe Álvarez quieren detener la fuga de afiliados separatistas que han sufrido en Cataluña en un momento en el que la afiliación en el resto de España comenzaba a mejorar aunque muy despacio.

Incapaces de tejer un discurso social propio que cale en los trabajadores, los sindicatos se han instalado en su declive en un momento en el que la agonía de la socialdemocracia ha dejado un vacío que podrían ocupar si fueran capaces de acercarse a los verdaderos problemas de los trabajadores en España.

María Vega ( El Mundo )