SUSTO EN MARTES

loboyniño

SUSTO EN MARTES

En las elecciones norteamericanas en realidad deberíamos votar todos los ciudadanos del mundo. Lo que allí ocurra nos afecta de una u otra manera. Por eso los correctos europeos, no sin razón, se apuran a mostrar su susto por la posible victoria de Trump. Se olvidan, o nos olvidamos, de que el poder siempre modera a los populistas. El sobresalto a la opinión pública políticamente correcta de Estados Unidos y Europa se lo acaban de dar las últimas encuestas. En ellas el candidato republicano ganaba a Hillary Clinton.

Amenaza semejante sufrió Obama, tanto en 2008 como en 2012, justo en los últimos días, y, sin embargo, acabó ganando. Existe un efecto alarma que moviliza a los indecisos, que se dispara siempre que los sondeos avisan de que viene el lobo. Las siete plagas de ese lobo se resumen en la xenofobia, combatir a los chinos, despreciar la democracia, no respetar al contrario y otros rasgos semejantes que dibujan el perfil del candidato que más rechazo genera fuera de USA. La experiencia dice, sin embargo, que debemos estar siempre preparados para la sorpresa, aunque sea desagradable.

El Astrolabio ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*