UN FALSO ENEMIGO

avalo

UN FALSO ENEMIGO

La estrategia de Pablo Iglesias en el tablero político español repite una y otra vez el sentido de sus jugadas, desde las elecciones de 2015 proclama que su primer objetivo es sacar al PP del poder y a continuación se las arregla para conseguir el resultado opuesto, la consolidación de Rajoy. Obviamente no se trata de votarle, sino de hacer imposible la formación de una alianza alternativa. Es Mélenchon apuntalando a Le Pen. Por buscar un simil futbolístico, Pablo es el delantero que con la defensa enemiga al descubierto y posibilidad de jugada resolutoria, dispara intencionadamente a las nubes y culpa del fiasco a los compañeros de ataque.

Antonio Elorza ( El País)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*