UNA NEFASTA GESTIÓN CULTURAL

revienta

UNA NEFASTA GESTIÓN CULTURAL

Pese a que varias encuestas han puesto de manifiesto que la cultura es una de las prioridades de los madrileños, el Ayuntamiento que gestiona Manuela Carmena ha demostrado un absoluto desprecio por la misma. Destituciones arbitrarias y revanchistas de directores de centros culturales para sustituirlos por personas afines han dado como resultado una política ineficaz con la que nadie está satisfecho.

Menos aún desde el pasado mes de abril, fecha en la que la propia alcaldesa se hizo cargo del área tras la destitución de Celia Mayer, que a su vez había sustituido a Guillermo Zapata, obligado a dimitir por sus comentarios macabros y antisemitas.

Carmena alega que no encuentra a nadie de confianza para hacerse cargo de la gestión cultural, síntoma de la escasa preparación de un equipo político que pretendía renovar la gestión municipal.

El Mundo