¡ Vaya Tropa !

marchante

Karmele Marchante, el actor con cara de estreñido Juanjo Puig Corbė, la monja argentina que esta enamorada de Artur Mas y un tío cuyo mayor reto político en su vida es tener garantizada una pensión cuando se jubile, y que al parecer ha escrito un libro , son los prescriptores de moda de la Independencia de Cataluña.

Si eso es lo mejor que tienen los independentistas para entusiasmar a los ciudadanos de la futura ” Republica Independiente de la Ikea del Masresme” , yo le recomendaría a Rajoy que estuviese tranquilo porque con esos mimbres estéticos no van a ninguna parte en la que exista un letrero que rece: ” reservado el derecho de admisión “.

Y0 creo que Artur Mas,debe hacer un casting urgente para que no le hundan el proyecto gente de tan bajo nivel, porque si entre los prescriptoes del eventual estado independiente estuviesen personalidades de prestigio, que hay muchas en todas las áreas del saber, la ciencia, la medicina, la cultura y la empresa en Cataluña, la historia seria distinta, Cuando se recurre al cutrerío para proclamar la bondad de una causa, el error de la elección conduce al fracaso y acredita que sólo los malos payasos están dispuestos a prestar su imagen, porque la gente seria se respeta a sí misma.

Cuando escribo estas reflexiones siempre me gusta contar alguna anécdota personal referida a quienes me refiero. A Carmele Marchante me la presentó en Barcelona, hace más de treinta años, Paco Caparrós.

Por entonces no existía ni Tómbola ni ninguno de los programas cutres que han seguido su estela y a los que ella siempre ha sido invitada como experta en la materia. Por entonces ella, como feminista militante, defendía la prevalencia del orgasmo clitoridiano frente a la penetración vaginal, y yo publiqué sus sexudas reflexiones.

Desde entonces hasta hoy no se le conoce ninguna otra aportación al debate ideológico.Tal vez por esa razón es un personaje imprescindible en el proyecto independentista de Cataluña.

De la Monja argentina nacionalista catalana ya he hablado otras veces y no quiero profundizar en su histriónica personalidad, porque hace tiempo que tocó fondo y mi conciencia no me permite ensañarme con alguien que lleve hábitos .

Juanjo Puig Corvė, no es un mal actor, pero todo el mundo tiene una mala racha y a algunos les afecta al cerebelo.

Del escritor al que le gustaría ser funcionario de la Generalitat , prefiero no decir nada, aunque lo que me pide el cuerpo es rogarle que no convierta en un bufón del nuevo régimen .

He evitado referirme a algunos nombres propios a propósito porque hasta los tontos nacionalistas merecen una segunda oportunidad.

Señor Mas .no cometa el error de seguir comprando voluntades de seres serviles . Invierta en inteligencia.

Diego Armario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*