VENEZUELA: SOLO DOS CAMINOS

madurito

VENEZUELA: SOLO DOS CAMINOS

A Nicolás Maduro le quedan solo dos caminos. Por cualquiera de ellos pasará a la historia de su país. Uno consiste en continuar masacrando a su pueblo -van más de setenta muertos- y pasar al futuro como un sanguinario dictador que llevó a su país hasta el abismo de la guerra civil. La otra alternativa es sentarse con la oposición a dialogar y abrir caminos a la concordia política y social en Venezuela.

Él puede liderar esa reconciliación, partiendo de que posiblemente las urnas lo desalojen de Miraflores. Y eso ya no debería importarle si de verdad se plantea ser un líder comprometido con su pueblo. Es su última oportunidad. En sus manos está, más que en las de ninguna otra persona, aprovechar la ocasión para ser recordado como el presidente que supo rectificar y escuchar a la calle.

Para ello, en lugar de poner en marcha un nuevo proceso constituyente, que significa involucionar en la idea de democracia, debería releer alguna página de la Transición española y garantizarse para él, los suyos y su pueblo, un futuro de convivencia pacífica y progreso. Me temo que Maduro pasará como un presidente sanguinario.

El Astrolabio ( ABC )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*