VENEZUELA, TODAVÍA…

barcoderi

VENEZUELA, TODAVÍA…

Nicolás Maduro lleva a su gobierno, y por tanto a su país, hacia el precipicio. Se equivoca. Si de verdad quiere redimir a las clases más desfavorecidas de Venezuela, lo mejor que puede hacer es buscar con la oposición una salida negociada y dialogada a la crisis actual, y propiciar un futuro a tan hermoso territorio. Lo curioso es que la pieza clave de esa magna operación es el propio Maduro.

Puede pasar a la Historia como un dictador que masacra a su propio pueblo o como el hombre que intente de verdad la reconciliación entre los venezolanos. Está más en su mano que en las de quienes, desesperados, se lanzan cada día a protestar por las calles de Caracas. Una democracia que no alcanza el objetivo de gobernar para todos es un fracaso en sí misma. De ahí la importancia de los consensos, que estabilizan una sociedad.

Se necesita un gran pacto: una oferta de pacificación de ida y vuelta. En Venezuela nada es imposible. Ya no es necesario que todos piensen lo mismo, basta con que avancen por el camino de la concordia.

El Astrolabio ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*