Victimismo burlón

pedroyla

Victimismo burlón.

No se trata de un caso aislado, sino de un patrón de comportamiento en las filas del PSOE. Un doble rasero de mayor tamaño que los campos de olivos de Jaén. Dado que se ha extendido el mantra de que el partido único que monopoliza la corrupción y está enteramente contaminado es el PP, cuando a los socialistas se les imputa o investiga descubrimos un fenómeno nuevo, apasionante, inquietante, divertido: el de la persecución inmisericorde, el de la cacería política, el de la vendetta, el de la conspiración urdida al alimón por diabólicas fuerzas de la derecha con juezas de filiación conservadora. ¡Paparruchas!

El caso del señor Besteiro está sin resolver o, peor, mal resuelto. Porque no estamos ante un paso atrás sino hacia un lado. Pero –más bochornoso– porque retrata el fariseísmo del secretario…

Alfonso Merlos ( La Razón )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*