VIENTOS PORTUGUESES

torre-belen

VIENTOS PORTUGUESES

Que le vaya bien a Portugal siempre es positivo para España. La vecindad saludable consiste en alegrarse de la bonanza que acompaña al otro. En este caso, el ejemplo portugués permite concluir enseñanzas positivas para España, y de manera muy especial para los partidos de la oposición.

El tripartito de izquierdas que lidera Antonio Costa se ha empeñado en cumplir con Bruselas y se ha percatado de que ahora mismo lo más antisocial es generar déficit público; es decir, contraer deuda para nada y dejársela como herencia a los más jóvenes. También se han dado cuenta de que, dados sus enormes alicientes de clima y calidad de vida, una fiscalidad interesante puede convertirlos en destino de grandes fortunas y potenciales residentes que impulsen su economía. Lisboa ya es un polo de atracción de grandes inversiones.

El sector inmobiliario está disparado en la capital lusa y Portugal, por primera vez en muchos años, comienza a ver la luz al final del túnel de la austeridad. La izquierda portuguesa saca a su país adelante con recetas de la derecha. Ojalá podamos alabar siempre a nuestros vecinos.

El Astrolabio ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*