Y GANÓ

llanto-del-progre

Y GANÓ.

Contra muchos de los pronósticos, Donald Trump venció en las elecciones en Estados Unidos. Hace unos meses, en esta misma columna, se planteó la posibilidad de que pudiera ganar. Ya es un hecho. Los análisis, en política exterior, deben ser diferentes a partir de ahora. Nunca se sabe cuál será el devenir de la política exterior norteamericana de parte de la Administración Trump pero, siempre, se pueden hacer aproximaciones en función de las posiciones que ha venido manteniendo el nuevo presidente de Estados Unidos.

Sin duda, el rasgo más característico será la tendencia al aislacionismo que tantos beneficios aportó a Estados Unidos hasta la Segunda Guerra Mundial. Es posible, incluso, que se produzca un cierto ensimismamiento de la política de este país.

Castor Díaz Barrado ( La Razón )

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*