YA NO SON FELICES EN PODEMOS

felices

YA NO SON FELICES EN PODEMOS

“Hubo un tiempo en el que, pese a todo éramos felices”, se lamenta hoy Juan Carlos Monedero en su artículo en Público (“¿A dónde va Podemos? Salir del ruido y atreverse”) por la guerra interna que asuela Podemos, una purga interna en la que los purgados, Errejón, Tania Sánchez o Rita Maestre, no son mejores que quienes les intentan defenestrar.

Estos, los purgados, o los que intentan purgar, veremos cómo acaba la guerra, utilizaban y utilizan las mismas campañas de guerra sucia contra los adversarios políticos. Mejor dicho, peores, porque, además de asaltar capillas con amenazas de quemar a todos los católicos, éstos son los que han liderado campañas de acoso contra los políticos de la derecha. Y entre una purga liderada por Iglesias y Echenique y otra liderada por Tania Sánchez y Maestre, difícil elegir la menos feroz.

La guerra interna demuestra lo obvio, que toda esa cantinela de la nueva política y de la democracia participativa era una enorme mentira, como lo he explicado en más de un artículo (“El envejecimiento precoz de C’s y Podemos”) Y anticipa un futuro político muy complicado para la extrema izquierda. No sólo porque la persecución interna pone en cuestión el mensaje exterior y deteriora enormemente su imagen, sino, sobre todo, porque ningún partido alcanza el éxito político, o lo mantiene, sin una organización eficaz y cohesionada. Y si a la guerra actual de Podemos añadimos su enorme fragmentación territorial, sus posibilidades de liderazgo político de la izquierda son más que limitadas.

Ni son ni serán felices… Sobre todo si el PSOE consigue reconstruir su organización y liderazgo.

Edurne Uriarte ( ABC )

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*