POLÍTICAS TRANS

La sociedad española es de las más abiertas y tolerantes, por no decir la más abierta y la más tolerante del mundo en cuestiones de cultura, estilos de vida y orientación sexual. No hay ninguna excepción a este respecto, ni siquiera en uno de los puntos más problemáticos en estas cuestiones como son lo transexuales. Se ha legislado mucho, incluso demasiado, a pesar de lo cual todo parecía encauzado para que prosiguiera la integración de personas que, como los transexuales, sufren las consecuencias de disfunciones muy profundas en la identidad personal y, cómo no, del rechazo social.

Muy distinta es la consideración del género como algo independiente de la biología, es decir, como una elaboración social y cultural.

José María Marco ( La Razón )