POLITIZACIÓN

Con los atentados de Barcelona y de Cambrils, una parte de la opinión pública ha aprendido, con asombro, que las competencias en la lucha antiterrorista en España están descentralizadas y en Cataluña corresponden a la policía autonómica. El hecho no contribuye a fortalecer la confianza en el Estado, en particular cuando la globalización, de la que se habla como una realidad ineluctable y positiva, hace mucho tiempo que llegó al terrorismo, en particular al terrorismo islámico.

La desconfianza, por tanto, no está injustificada a pesar de la excelente actuación de esa misma policía autonómica. Los propios hechos que condujeron al atentado, en particular la investigación de la explosión en la casa de Alcanar, parecen indicar fallos de coordinación.

José María Marco ( La Razón )

viñeta de Linda Galmor