PROMESAS

Podrán morir las raíces
y derrumbarse las selvas,
podrán fundir los recuerdos,
como grisáceas nieblas.

Podrán caer los amuletos
en las fosas de la tierra,
hacerse polvo pirámides,
por un soplo de tres hebras.

Pero nada conseguirá
borrar jamás mi promesa.

Feliz tarde.