Al principio y en la distancia, este gerifalte no me cayó mal. Estaba en contra de los emigrantes en masa y culpaba a Europa de la benevolencia avalancha de todo tipo de inmigración, para empeorar la situación y economía de sus Países. En eso llevaba razón.

También, vi en él un acérrimo creyente en Dios y en la Iglesia Ortodoxa Rusa. Mientras que sus correligionarios anteriores, los criminales de Lenin y Stalin, se dedicaban a quemar Iglesias, imágenes sagradas, cristianos y hasta sus almas.

Además, un férreo  defensor del matrimonio tradicional, es decir, del  heterosexual y contra los casamientos entre hombres, entre mujeres o entre una persona y su mascota.

Por eso me caía bien, pero mira por dónde, destapó los botes de las esencias y ha querido y pretende, ser parte de ese binomio de criminales, que asolaron las vidas de tantos millones de personas, rusos, alemanes, polacos, rumanos, …  y españoles.

Su carrera, como dirigente importante en la KGB (Siglas de Komitet Gosudarstrennoaja Bezopasnosty, Comité de la Seguridad del Estado) polít. Organización de la antigua Unión Soviética dedicada al espionaje y contraespionaje. Le ha ayudado mucho para convertirse en un personajillo bolchevique destructivo y genocida de mujeres, ancianos y niños.

Co la Invasión de Ucrania, está confirmando, su gran carrera para afianzarse en los primeros puestos, con métodos empleados en la extinta URSS, a la que quiere rescatar para así, no dejar de ser otro profeta, salido del infierno, para la matanza de seres inocentes.

Un nacionalista, que echa de menos la antigua URSS y su poderío territorial, que por la fuerza se hizo con él.

Las gentes, las gentecillas sin conocimiento, con la mente seca y con olor a podredumbre, lo llama Nazi, porque como dije días atrás Nazi es: Un criminal, un pederasta, un izquierdoso, uno que saca la Bandera con el Águila de San Juan de nuestra Reina Madre, uno que grita ARRIBA ESPAÑA, otro que dice VIVA ESPAÑA, otro que …., bueno todos son Nazis, porque Lenin y Stalin “El Padrecito”, eran muy buenas gentes y por tanto hay que conservar, su nombre inmaculado.

No importa que asesinen a ciudadanos inocentes adultos o menores, todo vale

¡TODOS SON NAZIS!

¡MENUDOS ANALFABETOS!

No debemos olvidar que con la caída de la URSS, el Imperio ruso perdió cerca de 6 millones de kilómetros cuadrados de territorio entre Kazajistán, Uzbekistán, Bielorrusia, Polonia, Ucrania, Yugoslavia, Rumanía, Turkmenistán, Azerbaiyán, Georgia y Hungría, solo para empezar.

Quizá nosotros lo veamos como que todos estos Estados fueron liberados del yugo ruso, y en realidad es así, y su liberación nos alegra. Pero si nos situamos un momento del lado del ruso, podemos reconocer a cualquier imperio le molesta perder el imperio. A su pueblo que ha sangrado para crearlo, también le molesta. ¡Será que tampoco hay nostálgicos por aquí!

Este sentimiento de imperialismo extraviado arraigó en Rusia desde los primeros pasos de los noventa porque era un sentimiento nuevo, ellos no sabían hasta 1991 lo que significaba perder la mayoría de su imperio.

Y claro, ahora pretende recuperarlo a “Sangre y Fuego”, cueste lo que cueste, en vidas, en material de guerra, en economía, ….

Dicen que no hay mal, que por bien venga.

Salvando y lamentando los horrores y crímenes de lesa humanidad, que este nuevo bolchevique está llevando contra la población indefensa de ancianos, mujeres y niños, al menos esa cruel tragedia, está sirviendo para acallar bocazas republicanas, chequistas, amantes del gulap, ….y de los más de 90 millones de asesinados por esos dos criminales históricos.

Aquí padecimos uno más, también amante de la URSS, de su Patria Rusa y de las matanzas en serie, como la de Paracuellos del Jarama, en dónde presos políticos, cayeron acribillados a balazos, de dos en dos, incluso menores de edad, que se calculan en más de 24.

Ahora, este nuevo Rey, Emperador, Gobernante del Genocidio, está en la misma carrera, no quiere perder posiciones y quiere llegar a meta, como el 4º mayor asesino de la historia mundial, después del comunista chino MaoTse-Tung.

En este nuevo álbum de los mayores criminales de la historia, pronto se verá la imagen del presidente ruso, Vladimir Putin, para beneplácito de los Sánchez, Iglesias, feministas radicales, separatas, etarras y demás sicarios del Régimen de Satanás.

La invasión de Ucrania o el todo poderoso País de la “Hoz y el Martillo”, como un gran gigante bélico ha invadido con todo su potencial a una Nación, infinitamente inferior en personal y armamento, pero con más dignidad y con una valentía manifiesta.

Crían que iba a ser un “Paseo Triunfal”, pero sin embargo, los ucranianos, como cualquier otro País, no les gusta que nadie se meta en su casa y la defienden como pueden, pero la defienden.

Al parecer, ya han muerto más de 15.000 rusos, pero las cifras son muy  aleatorias, pues además de que cada fuente de información lo hace con cifra muy interesadas, pero no debe alejarse mucho de la realidad, además de haber matado a jefes importantes y tener a prisioneros, de los que muchos de ellos, se creían, que era un viaje turístico.

Lo verdaderamente insólito, es los ciudadanos rusos, que están manifestándose pacíficamente y son encarcelados, por el hecho de estar allí:

.- Si muestran una hoja de papel en blanco, detenido y son juicio le caen 15 años de prisión.

.-  Si solo están estáticos viendo y observando, los detienen y otros 15 años

.- Si llevan una flor en la mano, como le pasó a una señora mayor, la detuvieron y otros 15 años.

Las hay muy valientes, como Marina Ovsyannikova, una periodista rusa, que le echó dos bemoles y una valentía heroica, en los tiempos que por aquellos lares corren.

Miguel Sánchez ( El Correo de España )