¡ QUÉ BONITO ES EL AMOR !

Tenemos un presidente de gobierno a la altura de las circunstancias, es decir: en el rango de la mediocridad que se corresponde con el momento que vivimos en España y, si queremos  consolarnos podríamos añadir que estamos en un  similar level al de otros países donde la chusma  ha tomado el poder y sus socios  les jalean o  amenazan en días alternos.

En política tener como aliado a un enemigo  es una estupidez suicida porque solo se consigue retrasar el momento en el que el escorpión actúe como le sugiere su propia naturaleza asesina, y eso lo que está a punto de hacer Podemos con el Psoe o Pablo con Pedroporque el desprecio que mutuamente se tienen no es superior al ansia que comparten por ser el que más manda y mejor utiliza en beneficio propio los recursos del estado.

Tal vez sea ésta una de las mayores preocupaciones del doctor bajo sospecha, que insiste en prologar su estancia en  la Moncloa porque ha debido prometerle a su churri que no va a haber un solo  rincón en la tierra que no visite con un nuevo modelito, mientras él siga usando los aviones  del estado con la misma facilidad que yo utilizo el metro de Madrid.

No importa que la doña cobre un pastizal por un trabajo del que se puede escaquear cuantas veces le venga en gana, porque su cargo de  directora del Africa Centre, es compatible con pasearse por cualquier sitio menos por el continente negro.

Lo que hace el doctor con la Bego es amor y quien lo niegue o critique lo hará por despecho y sus acusaciones estarán huérfanas de fundamento,  porque salvo en el cine no existen historias similares en las que un hombre ponga a los pies de la mujer de sus sueños lo que sea menester y cueste lo que les cueste a los demás, para hacerla feliz.

Se cuenta que en un  aparte que no fue tan confidencial porque hubo quien lo escuchó , él le ha dicho a ella la siguiente frase :  Nobody is going to fuck  our trip around the world,  que en román paladino significa: “No te pleocupes, mi amol, que seguirás conociendo mundo”

La ventaja que asiste a este matrimonio amoroso y ejemplar es que tienen a Cristina Almeida como contertulia para defenderles.

Diego Armario