¿ QUÉ ESPAÑA ?

Los españoles conformamos una sociedad con pocas aspiraciones colectivas. Andamos instalados en el interés personal, en el regate mezquino.

El ejemplo más acusado lo hallamos en el nacionalismo periférico, que con su egoísmo perpetúa a España en una encrucijada política e histórica, sin ser capaz de encontrar protagonistas que la reconduzcan por la senda correcta de civilización, modernidad y convivencia.

Se busca líder, no es fácil dar con él. El estándar de calidad de nuestros políticos es el más mediocre en muchos años. Ahora bien, hoy más que nunca se necesita a alguien que sepa trasladar el mensaje del interés general y del bien común, frente al desastre que para los ciudadanos puede representar este frente popular entre un narciso, que dice ser socialista, y un iluminado comunista, con el apoyo de todos aquellos que quieren romper España.

La pregunta que siempre nos asalta es: ¿Qué quieren gobernar Sánchez e Iglesias en los próximos tiempos? Renunciamos a todo.

Ya no a Gibraltar, que por supuesto, sino a vivir en una gran nación. Los actuales políticos solo saben dividir por puro interés personal.

El Astrolabio ( ABC )