¿ QUÉ HACER CON TVE ?

Lo que personalmente me molesta
de la televisión no es quién la manda,
ni que difunda cruda propaganda,
sino más bien lo mucho que nos cuesta.

Por eso es tan ruinosa, tan funesta,
tan tóxica, tan vil y tan nefanda.
Coincido, pues, Mesié, con su demanda
y apoyo sin dudarlo su propuesta.

Cerremos ese infecto chiringuito,
paguemos al currante el finiquito,
y cesen ya los gastos astronómicos.

Y para terminar con este caso,
propongo echar el cierre, ya de paso,
a todos los canales autonómicos.

Fray Josepho ( Libertad Digital )