La Asociación Nacional de Víctimas y Afectados  del Coronavirus  (ANVAC), que ha realizado múltiples homenajes a las víctimas del coronavirus colocando una bandera de España por cada víctima de la pandemia en diferentes ciudades de España, presenta una QUERELLA CRIMINAL contra Salvador Illa Roca y Fernando Simón Soria, además de contra los distintos responsables del  Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias.

En dicha querella, se les imputan los siguientes potenciales delitos, contemplados en el Código Penal: Prevaricación administrativa (art.404), contra los derechos de los trabajadores (art.316), imprudencia grave con resultado de muerte de los familiares de  los asociados reseñados en la querella, tipo agravado (arts. 142 y 142 bis), lesiones por imprudencia grave, en su modalidad agravada (art.152 y 152 bis.).

Se ha solicitado con la querella,  como medida urgente, al amparo del artículo 588 octies de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, se proceda a ser requerido el Sr. ILLA y el MINISTERIO DE SANIDAD, a los efectos de que se conserven todas las comunicaciones, y documentación obrante en  soporte informático, que haya sido usado por el Sr. ILLA por la condición de su cargo, ante  la dimisión como Ministro  materializada en el día de ayer.

ANVAC ejercede acusación particular en representación de sus asociados, víctimas o familiares de víctimas a consecuencia de la pandemia del COVID 19. La querella se presenta en los Juzgados de Instrucción de Madrid, toda vez que los querellados no tienen la condición de aforados.

Los familiares de fallecidos representados por ANVAC, ejercen de acusación particular debido a la gravedad de los hechos cometidos por parte de los responsables del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, de su portavoz el Sr. Fernando Simón Soria y del hasta ayer Ministro de Sanidad, Salvador Illa Roca.

A día de hoy se sabe que el Ministerio disponía de la información necesaria para afrontar la pandemia en los meses de diciembre 2019 y enero de 2020. Este hecho ha sido corroborado por distintos funcionarios y ministros, y la querella abarca las consecuencias sufridas en las tres olas de COVID-19.

En la querella que presenta ANVAC, se dará voz a víctimas con nombre y apellidos que sufrieron las consecuencias de la negligente actuación de los responsables públicos querellados. Entre las víctimas a las que se dará voz se aludirá tanto a fallecidos por el COVID 19, como a personas que han sufrido secuelas irreversibles.

Hay indicios de los graves delitos que se solicitan y ANVAC entiende que se dispone en estos momentos de la información suficiente para afirmar que no nos encontramos ante hechos únicamente de transcendencia o repercusión política, sino frente a una gestión negligente que propició el fallecimiento y la lesión de muchos españoles a los que se representa mediante la susodicha querella.

IMG_20210127_113053