QUERIDO GABRIEL

Todo eran parabienes,

momentos de alegría,

disfrutaste de ocho años

de inocencia cada día,

 

 

No sé si fue envidia,

lo que truncó tu vida,

pero fuiste un Angelito,

con su blanca sonrisa.

 

 

Descansa en paz,

que el cielo acoja tu alma

y Dios te bendiga

Andy@ancave64