RAJOY NO HABLARÁ CON MERKEL

Mariano Rajoy no hablará con Angela Merkel sobre la situación de Carles Puigdemont pero su ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, calificó de “desafortunadas” las declaraciones de la titular alemana de Justicia, la socialdemócrata Katarina Barley, que habló de la “decisión absolutamente correcta” del tribunal regional sobre el dirigente separatista. Es el primer rifirrafe entre ambos gobiernos. En todo caso, el presidente quiso rebajar la tensión: “Son decisiones judiciales y siempre he dicho y reitero ahora que las decisiones se cumplen y se acatan”, zanjó.

Según Rajoy, él ha hecho sus deberes al aplicar el artículo 155 de la Constitución en Cataluña. Y se lavó las manos. “El Gobierno debe preocuparse de cumplir con su responsabilidad y ahora lo que necesitamos es que haya otro gobierno en Cataluña. Los temas judiciales van por otro lado”, expuso el presidente sobre el caso de Puigdemont. “Hay separación de poderes y los gobiernos no intervienen para nada en este asunto. El tema es absolutamente judicial“, insistió, en declaraciones a los periodistas en la convención nacional del PP.

En este sentido, el titular de Justicia, Rafael Catalá, auguró que la Fiscalía alemana mantendrá su “tesis” de que existen elementos suficientes para conceder la extradición por rebelión y malversación. “Ha pruebas suficientes” gracias a la colaboración entre instituciones, según precisó, tal y como recoge EFE.

También en el cónclave de los populares, Xavier García Albiol pidió que la Justicia de la UE acabe poniendo al líder separatista ante un juez por un delito de rebelión, y mostró su enfado por el dictamen del tribunal alemán. “No tiene mucho sentido desde la lógica del ciudadano de a pie que un tribunal que es el máximo órgano de un país de la UE dicte una resolución o una euro-orden de detención y un tribunal regional de otro país de la UE tumbe, modifique o enmiende esa euro-orden”, denunció.

A juicio del líder de los populares catalanes, Puigdemont “va a seguir insultando, provocando y mintiendo a la opinión pública internacional”.

Libertad Digital