RESPONSABILIDAD

De momento lo que tenemos los españoles es un Parlamento ingobernable y un Gobierno en funciones que no las tiene todas consigo, por muchos arabescos y análisis que se hagan, otorgándoles a Sánchez y a su entorno una capacidad de prospección que no tienen.

Así que la disyuntiva que se nos presenta es: o PP y Ciudadanos hacen lo necesario para permitir gobernar a la lista más votada en el próximo mes y medio, o vamos a elecciones el 10 de noviembre.

En ese momento habrá que volver a recordar a los votantes -a usted y a mí, por supuesto- que tenemos que admitir nuestra responsabilidad en todo este embrollo.

Que además de contar con la libertad de apoyar al partido que nos venga en gana, debemos madurar con más racionalidad nuestro voto, y dejar las vísceras y las emociones para el fútbol, pero no para el futuro de España.

Somos los ciudadanos quienes con nuestra papeleta hemos hecho un Congreso de los Diputados tan plural y colorista, tan fraccionado que es imposible formar un gobierno con un mínimo de estabilidad.

Asumamos el compromiso que la democracia nos otorga junto a la libertad.

El Astrolabio ( ABC )