ROGAR PARA VOTAR

Una ley indecente del PSOE apoyada por PP y CiU hace que desde 2011 los dos millones de españoles del extranjero con derecho a voto lo hayan de rogar, vía un sistema kafkiano, en autonómicas, europeas y generales, algo palmariamente discriminatorio respecto al español del interior.

Si ya con el precedente sistema la participación era baja, con el actual cae en simas de vergüenza ajena: Francia, Portugal o Italia ¡hasta tienen representación parlamentaria específica para los expatriados!, como preconiza el Consejo de Europa. ¿Quién teme al voto expañol?

¿Cómo se repartiría el de los casi 300.000 catalanes de los dos hemisferios este 21-D? Y Dastis, que se ha pasado media vida en el exterior de su Ministerio, el que tramita esos pocos votos humillados, no dice esta urna es mía.

Tadeu ( El Mundo )

viñeta de Linda Galmor