ROMANCE DE LA CARTA A LOS REYES MAGOS

Estimados Reyes Magos:

Este año he sido buena
y no le he dicho a los progres,
demasiados improperios,
salvo los imprescindibles.

No he dicho pécora a las fermes,
ni a Pedro Sánchez inepto,
ni siquiera ocho veces.

No más de cien, lo prometo
y hasta vuestro Baltasar,
ya no le llamo negro,
sino afroamericano,
subsahagariano o mantero.

Por eso queridos Reyes
que venís de Oriente Medio,
creo mercer este año,
que me traigáis lo que quiero.

Quiero la bruja Carmena,
con su careto asimétrico,
con su Escoba-Dron de pilas,
y su Indasec Justiciero.

Y el Batmóvil de Echenique,
el Diabólico Muñeco.

Y un Errejón de Nenuco,
tan adorable y tan tierno.

Y una Chochona Colau.
Y un Separata Cabestro,
con sus lazos amarillos,
para adornarse los cuernos.

Los Antifas de Famosa,
con sus rastas de diseño.

Y un payasete Rufián,
regordete y flatulento,
que hace caca cuando habla,
tan gracioso y peripuesto.

Y un Geypermán Patriota,
-no el de Abascal, sino el bueno-
con su jeep Lanzamisiles,
con subfusil y mortero,
para darles matarile,
al resto de los muñecos.

J.L. Antonaya