ROMANCE DEL MINISTRO

Mira, Irene, la verdad
sin tapujos ni remilgos.

Es que la gente me importa,
bastante menos que un pito.

Yo sólo aspiro a que Sánchez,
me nombre, de algo, ministro,

Que es la ilusión de mi vida,
desde los años de niño.

Alonso Ussía ( La Razón )