Doctor Sánchez, doctor Sánchez, eres un diablo Cojuelo:

Con el ingenio Pegasus quisiste hacer escarmiento a los indepes rebeldes, escrutando sus secretos, sus planes de secesión en Cuaresma y en Adviento.

Así, mientras espiabas, podías ponerlos tiesos y exigir que te votaran en Senado y en Congreso, imponiéndoles, tirano, tus deseos por decreto.

Y si algún ingenuo indepe pretendía, por extremo, denunciarte por hurgar sus polvos sin casamiento o sus ligues moscovitas, acallabas su cabreo cargando a la Margarita, que es robleña, el mochuelo.

Así te las prometías muy felices, marrullero, pero un moro con corona, socarrón y embustero, te tenía ‘espïadito’ y te humillaría presto, usando también Pegasus, que compró a los hebreos.

Mojamé se llama el moro, Mojamé y me secas luego, si Iscariote lo llamaran yo el apodo no lo niego.

Juan Manuel de Prada ( ABC )