¿Quosque tandem, Catilina?… ¿Hasta cuando vais a seguir escribiendo, ilustres columnistas y sabelotodo tertulianos de la nueva Dictadura, de Democracia y libertad y justicia… si os quedan tres telediarios para ir a la cárcel, si antes no os habéis marchado al exilio?…

Pero ¿no os dais cuenta de que todos vuestros argumentos, vuestras palabras, vuestras críticas, estos sujetos, Pedro y Pablo, unidos, se los pasan por el forro?… ¿Y os pusisteis enfrente de la Dictadura creyendo y defendiendo que Franco era el demonio vestido de generalísimo y no os ponéis encontra a muerte de estos sujetos que están haciendo de aquel Dictador un San Francisco de Asís?

Lo pagaréis caro… y antes de lo que podéis imaginar. Porque ya están casi a las puertas aquellos «10 días que conmovieron al mundo» de Jhon Reed y el comunismo del Señor Marqués.

Lo pagaréis…y antes de lo que podéis imaginar, porque no os habéis dado cuenta que Don Pedro Sánchez no es el guapo que hace catedrática a su mujer porque le sale de los cojones, sino el Rey Eteocles, aquel que por conquistar el Poder primero y luego por conservarlo acabó con todo y con todos los que se opusieron en su camino. Sí, Madre, A cualquier precio, el Poder jamás es caro. Seré Rey y seguiré siendo Rey mientras viva.

Y seguir escribiendo lo que queráis, que Don Eteocles ya tiene sobre la mesa de su despacho el Decreto que os cortará la lengua, la pluma y la mente.

Bien, pues ya tenemos al «otro» de Pedro Sánchez, el rey Eteocles. Porque parece como si el actual presidente del Gobierno se hubiese disfrazado de Eteocles, ya que para él, está demostrando, a cualquier precio el poder jamás es caro.

Le importa un bledo el pueblo, le importa un bledo España, le importa un bledo Cataluña, le importa un bledo la Constitución, le importa un bledo el Parlamento y el Senado, le importa un bledo el Rey y la Corona… A la vista está, si por llegar a la Moncloa tuvo que entregarse a los enemigos de España, ¿qué no va a estar dispuesto a realizar para mantenerse en la Moncloa?

¡Que Dios nos coja confesados!

Julio Merino ( El Correo de España )

viñeta de Linda Galmor