SÁNCHEZ HA ENTERRADO EL ESTADO DE DERECHO

Que Sánchez no defiende la Constitución y que nos lleva a un cambio de Régimen hecho de la forma que lo hacen los tiranos que es burlando la ley, soslayándola, no es ningún secreto.

Que el modelo de Sánchez es el mismo que tiene Podemos, es decir el mismo que tuvo Lenin que consistía en que una minoría se hace, sin respeto a los principios de representación de la voluntad general, con el poder, no es ningún secreto.

Que la vía de la revolución ya está abierta y se hace fuera del principio de legalidad y buscando caminos que nos llevan a un Estado de Derecho fallido como suelen ser las revoluciones, ya no es ningún secreto. Es una evidencia.

El aciago miércoles de ceniza de 2020 ha sido una fecha en el calendario de los horrores en la que se evidenciaron varios hitos en ese transcurrir que sumergen a los españoles en la percepción de que la ley y el Estado de Derecho, que es algo más que el marco jurídico, han sido sobrepasados y el Estado constitucional ha dejado de ser Estado y de ser constitucional de Derecho.

Voy a referirme a varios momentos que se simultanearon en el día de ayer.

El más grave la puesta en escena de algo inaudito en democracia, que es que los representantes de un Gobierno constitucional se reúnen, rindiendo vasallaje, con un presidente de una Comunidad condenado por delitos, habiendo sido inhabilitado en su función representativa por su actitud golpista en grado de continuidad y su comportamiento prevaricador de forma ininterrumpida.

El Gobierno de la Nación ha acudido a rendir homenaje a un personaje golpista que lleva a, cuando menos, la mitad de los catalanes que no son independentistas a una situación de voladura del Estado constitucional. Y, además ese impresentable llamado Torra se permite chantajear al Gobierno de España con que no habrá diálogo si no se excarcela a personajes que han dado un golpe de Estado y que han llevado a Cataluña a la ruina en todos los aspectos posibles y no se abre la vía de la autodeterminación.

Esta actitud felona, ruin y traidora de Sánchez no es asumible y me permito como ciudadano dejar en suspenso mis obligaciones de cumplir las leyes mientras no se restituya el Estado de Derecho.

Pero no es lo único que ha sucedido: Ha tomado posesión de su cargo de Fiscal General del Estado la única persona que no podía detentar esa responsabilidad de Estado, pues pone a la vista de todo el mundo que el ministerio fiscal deja de ser una instancia del Poder Judicial al servicio del interés general de todos los ciudadanos para ser una parte más al servicio de un Partido político, de un sector de nuestra sociedad que ha votado a una opción de izquierdas.

La fiscalía a partir de hoy deja de ser ministerio público para ser una herramienta al servicio de la revolución socialista. Es gravísimo.

Y hay más… los socialistas vascos piden a Bildu un pacto para gobernar el País Vasco. Dicho de otra manera… los socialistas vascos piden a los herederos de ETA, que asesinó a varios de sus compañeros de partido y ha impedido que en esta región española hubiera un atisbo de democracia y libertad, gobernar juntos una región que amenaza, como Cataluña, con irse de España junto a Navarra. Es sencillamente vomitivo. Esta gente es traidora hasta lo más impensable de un comportamiento felón y detestable.

Pero no queda la cosa ahí. Los socialistas españoles han votado contra la resolución del Parlamento Europeo de dilucidar sobre los 347 asesinatos de ETA aún no aclarados, cuya autoría está aún sin resolver, que muchos de los familiares afectados están pidiendo de forma continuada que se investiguen.

Los socialistas españoles traicionan la memoria de las víctimas y se suman de esta forma al lavado de cara que están haciendo los nacionalistas, Bildu y demás calaña respecto a la verdadera naturaleza del terrorismo etarra y sus secuelas. Socialistas son socios de la tiranía y no defienden la libertad. Han quedado al descubierto. Ya no engañan salvo a incautos o antidemócratas como ellos.

¿Por qué el PNV es hegemónico en las Vascongadas? Sencillamente porque los ciudadanos no encontramos una opción política con posibilidades de representación institucional que no haga la ola al nacionalismo. Y entre el original y la copia los vascos acaban eligiendo al original.

Esperemos que Iturgaiz ponga el pendón del Partido Popular en una posición mínimamente digna, y represente a los vascos no nacionalistas. Los vascos no nacionalistas estamos hasta las mismísimas gónadas de ser traicionados, de que nos modifiquen la voluntad y el sentido de nuestro voto, de que nadie nos represente.

Ernesto Ladrón de Guevara López de Arbina ( El Correo de Madrid )

viñeta de Linda Galmor