A SÁNCHEZ YA NO LE VALE UNA MUJER

La mentira del PSOE para rechazar la candidatura de Luis de Guindos al BCE era tan ridícula, que querían una mujer y técnica, que nadie se la creyó, pero lo peor para Pedro Sánchez es que se le ha vuelto en contra en menos de una semana. Quizá porque Elena Valenciano ha tenido la habilidad de anunciar su deseo de optar a la presidencia del grupo socialista del Parlamento europeo justamente después del rechazo socialista español a Guindos porque no era una mujer.

Y he aquí que Pedro Sánchez ya no quiere a una mujer. Ahora prefiere al candidato alemán, un hombre, porque esta mujer, Elena Valenciano, no es de su agrado, tras su apoyo a otra mujer, Susana Díaz, en las primarias.

O que el feminismo es usado por la izquierda, por algunos líderes de la izquierda, para lo que les conviene. Con tanta torpeza en este caso que veremos cómo se las arregla Pedro Sánchez para mantener esta incoherencia frente a las protestas de su propio partido. Al menos, las protestas de todas las mujeres que apoyaron a Susana Díaz en las primarias.

Edurne Uriarte ( ABC )