SANCHISMO, NO SOCIALISMO

Esa extraña idea de España que demuestra tener el partido de Sánchez, otrora PSOE, es uno de los problemas más graves de nuestra democracia.

La comprensión y la connivencia de los socialistas con separatistas, bilduetarras y nacionalistas disolventes convierten al sanchismo en uno de los factores de la incertidumbre que nos paraliza ahora mismo como país avanzado y sociedad democrática.

Es esa connivencia la que lleva a los socialistas a poner plazos a la independencia catalana; a tratar de boicotear la presencia del portaaeronaves Juan Carlos I en Guecho, o a apoyar una comisión en el parlamento autonómico vasco para investigar unas presuntas torturas de las fuerzas del orden a los asesinos de ETA.

No existe una visión positiva de España en este socialismo sanchista. Tal vez en el sanchismo lo que no existe es el socialismo.

Solo así se explica que un socialista de izquierdas se pueda aliar con algo tan reaccionario como un nacionalista independentista.

El Astrolabio ( ABC )