SANTA GRETA DE ESPAÑA

Empeñado en ir donde no le han invitado, como los desfiles homosexuales, y en ausentarse donde es invitado de honor, como las negociaciones políticas; empeñado sobre todo en quejarse de lo uno y de lo otro al mismo tiempo…

Albert Rivera quiere ser Santa Greta de España…