SE EQUIVOCA MARLASKA AL CONFIAR EN LOS MOSSOS

El Gobierno ha vuelto a ceder ante los independentistas. Al término de la reunión de la Junta de Seguridad de Cataluña, a la que tanto Torra como su conseller de Interior, Miquel Buch, acudieron con un lazo amarillo en la solapa, el ministro del Interior solo pudo presentar un vago compromiso con la Generalitat para garantizar la neutralidad en el espacio público.

Es más, Fernando Grande-Marlaska dijo confiar en los Mossos d’Esquadra para mantener la seguridad en las calles, ignorando que desde hace semanas la policía autonómica está identificando a los ciudadanos que retiran la simbología separatista colocada impunemente en calles, plazas y edificios públicos. El propio Buch ha llegado a afirmar de forma cínica que en Cataluña no existía ningún problema de convivencia hasta que Ciudadanos llamó a retirar los lazos amarillos, que constituyen un insulto a la democracia española y un desafío al Supremo.

Se equivoca otra vez el Gobierno al no secundar al Defensor del Pueblo ni exigir el cumplimiento de la sentencia del TSJC que insta a retirar esos símbolos ideológicos de las calles. Yerra al confiar en quien se ha conducido en ocasiones como policía política. Ceder ante un Govern rebelde no hace sino dar legitimidad a sus pretensiones golpistas.

La foto de la vergüenza de todos los españoles. (Opinión mia:Fuensanta )

El Mundo