SEGURIDAD JURÍDICA

Mirar para otro lado no arregla los problemas por sí solo. El actual Gobierno tiende a esa costumbre con frecuencia: mirar al sur cuando el conflicto está en el norte.

Un buen ejemplo de ello es la oleada de ocupaciones ilegales de viviendas que se está dando por toda la geografía española. Bajo el paraguas del escudo social, se están cometiendo delitos contra la propiedad privada.

Semejante situación, más de treinta viviendas ocupadas cada día, evidencia que el Estado de Derecho no funciona y que las leyes se retuercen de tal manera que las mafias, una vez más, se aprovechan de la buena voluntad de la ciudadanía y por tanto de los legisladores.

Ya está bien, de todos modos, de que las leyes sean tan garantistas en favor del delincuente. Eso solo sirve para favorecer el delito y así no funciona la coacción positiva que toda ley debe tener.

Solo los países que ofrecen una buena seguridad jurídica a sus ciudadanos logran progresar. ¿Saben cuál es la mayor diferencia entre Estados Unidos y México… La seguridad jurídica, efectivamente.

El Astrolabio ( ABC )