¿ SERÁ POR SEPARARSE ?

 A Pacheco, al que dijo que la Justicia es un cachondeo y no sólo no se lo perdonaron ni perdonan, sino que se la tienen jurada desde entonces y anda entre rejas por la chuminada de haber colocado en el ayuntamiento por el dedo a dos amigotes, le quitan a Dios Crucificado cuando se lo encuentran en el chabolo carcelario. Al otro, a uno de los dos Yordis, cuando manda la ropa sucia a su casa para que se la laven, se la registran como si fuera un alijo de drogas, y le meten un puro penitenciario por hallarle cartas entre los calzoncillos.

Y en cambio el otro, prófugo de la Justicia, cobardón, habiendo dejado atrás colgados a la brocha a todos los suyos, porque él se fue con la escalera a Bruselas, anda poco menos como de héroe de una nación que no existe. Y haciendo declaraciones. Uno de los mayores y más inexplicables absurdos es esto de que un prófugo de la Justicia del Reino de la España que quería romper se dedique a hacer declaraciones demenciales. Y que esas declaraciones, un poner, a una televisión de Israel que no conoce nadie, se reproduzcan con todos los honores (honores presidenciales por supuesto) hasta en los medios públicos de España.

Por cierto, que a mí esto de «medios públicos», como ellos mismos se proclaman a cada instante, me suena muy mal; me suena a lo que antiguamente se decía «mujer pública». Los medios públicos y las mujeres públicas están para prestar sus servicios a quien les paga… No hablo ya de TV3, pero ¿cuándo va a dejar Puigdemont de ser un héroe que sale en todos los informativos en TVE y RNE y va a empezar a ser lo que es, un golpista tan golpista como Tejero, prófugo de la Justicia, que anda en búsqueda y captura? Hasta que esté ante el juez, ¿por qué no un buen apagón informativo?

Esto es tan absurdo como si cuando Eleuterio Sánchez «El Lute» estaba fugado se hubiera dedicado a hacerle declaraciones a Margarita Landi en «El Caso», en vez de huir, que viene la Guardia Civil; y que TVE hubiera reproducido esas entrevistas. Si todos somos iguales ante la ley, para mí tan fugado de la Justicia estaba El Lute como lo anda Puigdemont. Por quien a este paso no tendrán que ir los policías nacionales ni los guardias civiles, sino los loqueros, y ponerle una camisa de fuerza por el plan antiguo.

Porque no dice utopías nacionalistas, dice locuras. Lo más generoso que se le puede decir es que un ingenioso hidalgo contemplador de gigantes en los molinos de viento de Flandes. Es como el cante: «Tiro piedras por la calle,/ y al que le dé que perdone,/ tengo la cabeza loca/ de tantas cavilacioones». ¿Pues no que ha pedido que Rajoy vaya a Bruselas para entrevistarse con él? No que él se entregue a la Justicia incluso no ahora, sino cuando el final de la campaña electoral eso lo convierta en un héroe y mártir del separatismo, no: que Rajoy coja el avión como los alcaldes vareadores de olivos, y vaya a verlo a Bruselas. Y ya puesto ¿por qué no pide también que vayan a verlo el Papa Francisco y el secretario general de la ONU? Total, puestos a pedir…

Como avala mi tesis de la urgente necesidad de la camisa de fuerza (camisa estelada, por supuesto) lo del referéndum sobre la Unión Europea. Lo que ha prometido, que si a pesar de prófugo, a pesar de sedicioso, a pesar de golpista, sale el 21-O elegido presidente de su autonomía, hará un referéndum para que Cataluña se separe de la Unión Europea. O sea, que en su locura España se le ha quedado chica. Ya no le basta con separarse de España, ahora quiere separarse tembién de la Unión Europea.

Pues como lo del Papa y el secretario de la ONU: poco me parece. Puestos a separarse, puede prometer muchos referéndums más: uno para separarse de la UEFA; otro para separarse de la OTAN; otro para separarse de la ONU; otro para separarse del continente europeo; otro para separarse del Hemisferio Norte. Puestos así, incluso puede este prófugo loquito convocar un referéndum para separarse del sistema solar e irse a vivir con los extraterrestres. Que es lo suyo. ¿Será por separarse?

Antonio Burgos ( ABC )

viñeta de Linda Galmor