SÍ, SOY FACHA

Tal es mi condición. Tal es mi tacha.
Pues desde que nací, y hasta la fecha,
soy, sin vacilación, de ultraderecha.
O sea, sí, Mesié. Que soy un facha.

Los fasces me he tatuado en una cacha;
y aunque cumplí de joven como flecha,
Falange de las JONS me viene estrecha,
pues más facha que yo no se despacha.

Por facha ya he sufrido algún escrache,
con mi camisa negra, de azabache,
y mi blasón de flechas y aguilucho.

Ya sé que me merezco su reproche,
pues soy, de la mañana hasta la noche,
no sé si se lo he dicho, facha, y mucho.

Fray Josepho ( Libertad Digital )