SIEMPRE EL TRAIDOR ES VENCIDO

Si pienso en la palabra traición me viene a la mente la frase de Pedro Calderón de la Barca que decía que “siempre el traidor es el vencido y el leal es el que vence”. Podría entonces comenzar este artículo hablando del alcance de la traición a la legalidad vigente, la Constitución y el Estatuto de Autonomía de Cataluña, al que acabamos de asistir todos los españoles; podría arrancar con la estampa más triste que podamos imaginar, la de un Parlamento donde unos dirigentes que fueron elegidos para defender los derechos de los ciudadanos a los que representan han pisoteado todos los valores fundamentales de la democracia.

De nuestra democracia. Pero hoy es un día para empezar con luz en lugar de tinieblas, con firmeza frente a la incertidumbre, ley en mano contra la barbarie de quien se cree al margen de las normas. El ruido y la furia de los desleales no pueden ni van a acallar la razón y la cordura de los demócratas. Quiero que estas palabras se construyan desde una convicción y una promesa: España prevalece y prevalecerá. Porque el Estado de Derecho siempre vence y los culpables pagan las consecuencias.

María Dolores de Cospedal ( El Mundo )