El Ministerio lanza al mercado para que grandes y pequeños españolitos sepan lo que son los “cisgéneros”.

El término cisgénero se refiere a aquellas personas cuya identidad y expresión de género coincide con el sexo biológico que se les asignó cuando nacieron. Sin embargo, el término tiene tanto críticos como seguidores.

 Hablamos de «expresión de género» cuando nos referimos al conjunto de códigos, símbolos y aspectos que, como nuestra vestimenta, accesorios y/o roles de género, nos posicionan dentro del binarismo masculino/femenino. Asimismo, la «identidad de género» es la autopercepción identitaria que nos define como mujer, hombre o persona no binaria.

Origen del término

El prefijo «trans-» proviene del latín, que significa «frente a» o «al otro lado de». Así nace la palabra para dirigirnos a las personas trans: transgénero, transexual, o, simplemente trans, que se utiliza como un genérico inclusivo. Por el contrario, el prefijo «cis-» significa «en este lado de». Se utiliza comúnmente en química y en las características geográficas.

El término cisgénero comenzó a usarse en la década de los 90, en algunas revistas académicas, por Volkmar Sigusch. Pero fue en 2007 cuando alcanzó su mayor popularidad, gracias al libro Whipping Girl, de la teórica transgénero Julia Serrano.

La palabra se ha ido popularizando gracias al uso por parte de activistas y académicos. La propia Julia Serrano definió a los cisexuales como «personas que no son transexuales y que solo han experimentado la sincronía entre sus sexos físicos y mentes».

Aquellos que están sensibilizados en las cuestiones de género e identidad apoyan su uso. Sin embargo, su aceptación general y perdurabilidad como concepto se dio cuando se agregó al Oxford English Dictionary en 2015.

El término cisgénero se relaciona específicamente con el género más que con la sexualidad, ya que una persona puede ser cisgénero (a menudo abreviado como cis) y tener cualquier tipo de sexualidad. Por ejemplo, un hombre homosexual puede ser cisgénero. El término, al igual que todos los que rodean al colectivo LGTBI, ha sido muy cuestionado, como pasó con el concepto queer.

El uso de la palabra es muy útil, ya que nos ayuda a distinguir identidad sexual e identidad de género.

Julio Merino ( El Correo de España )