LA CACERÍA

cacería

LA CACERÍA

Esto va de que un sábado por la noche, dos guardias civiles, acompañados de sus mujeres, salen a tomar una copa por Alsasua (Navarra) . Esto va de que entran a un bar y allí reconocen al teniente. Esto va de que a partir de ese momento el acoso a los cuatro va creciendo. Esto va de que los insultos y amenazas de muerte crecen y la situación se pone muy complicada. Eso va de que los guardias y sus mujeres tratan de abandonar ese bar y son brutalmente golpeados. Esto va de que ya en la calle, casi medio centenar de ¿personas? sigue insultando, acosando, golpeando, amenazando.. Era una cacería.

Que si, a esos dos guardias civiles y a sus mujeres. Esto va de que si no logran pedir auxilio y acude la Policía Foral y la propia Guarida Civil igual hoy hablamos de otra cosa. Esto va lisa y llanamente de que los radicales no quieren a los guardias civiles. Esto va de que siguen las consignas que en su día dejó fijada tanto la izquierda abertzale, como sus máximos responsables: ETA. Porque la orden fue clara: a por los guardias, a por esos ‘hijos de puta, txakurras’, con gritos de ‘muerte’.

Estos son los hechos. Ahora, otros tratan de que eso vaya de otra manera. De que esto era una riña de bar, de que los guardias civiles no hubieran podido pasar una prueba de alcohol. que es solo una bronca más de los fines de semana. Y los que así hablan defienden que no había ningún componente político en la agresión, que no era por ser guardias civiles; que no, que eso es una manipulación política, policial y judicial.

Y claro, salen a la calle. Y protestan (están en su derecho), pero también mienten y presionan. Pero ya no a los guardias agredidos y sus mujeres (¿o si?). Se trata de presionar a los jueces que a partir de mañana tienen que juzgar a los que lideraron esa jauría que pretendía acabar con los guardia, por ser guardias. Querían echarlos a patadas.

Por cierto, donde están esas que tanto defienden (y lo comparto) a las mujeres que son agredidas? Acaso estas mujeres no fueron acosadas, golepadas insultadas y amenazadas por ser mujeres? Bueno, igual es que al ser mujer de guardia civil todo cambia (modo ironía, se me entienda).

Solo digo que la manifestación de sábado la puedo interpretar -y así lo hago- como un intento más de presión sobre los tribunales. Pero los hechos son tozudos. Si esos jóvenes agredidos no hubieran sido guardias y si ETA no hubiera ordenado echar del País Vasco y de Navarra a este cuerpo policial, no estaría yo aquí escribiendo estas letras.

Pero hay un dato más. Es que una de las mujeres agredidas es de allí, de Alsasua, es su vecina… Pero claro, una vecina que tuvo la osadía de nadar contra la corriente abertzale y tener una relación sentimental con un guardia civil. El acoso hacia ella y hacia su familia no acabó aquella noche. Aquella noche comenzó. Desde entonces, unos por odio y otros por miedo al que dirán (eso que tan bien dibujó Aramburu en sus paginas de ‘Patria’) son muchos los que han dejado de acudir al comercio de los padres de esta mujer. Como en aquellos años del plomo… Cuanto camino por recorrer.

Claridad y Justicia. Y defensa de los que nos defienden, de los garantes de que podamos seguir ejerciendo nuestros derechos constitucionales. Mañana, en la Audiencia Nacional, está bien que arrope a los agredidos la directora de atención a víctimas del terrorismo del Ministerio del Interior. Está bien que colectivos de víctimas como Covite se partan la cara en la puerta exigiendo justicia…