SÍNTOMAS DE IDIOTEZ

No votamos mal, como insinúa la izquierda en general y Sánchez Pedro en particular:
votamos cabreados, votamos contra ellos.

Y lo hacemos, entre otras muchas cosas, porque muy pocos de ellos parecen realmente preparados,
para ejercer una labor pública a la altura de las necesidades actuales.

En otras palabras, porque nuestra clase política ofrece cada día más síntomas de idiotez.

viñeta de Linda Galmor