SÓLO HAY UNA FORMA DE SALVAR ESPAÑA

La evidencia de la prevaricación, ineptitud, negligencia y malicia, del desprecio por la vida de los españoles, de nuestras actuales autoridades, está más que demostrada, la de la oposición, toda ella, también, porque a estas alturas ya debía haber tomado medidas políticas expeditas para desalojar a aquéllos; no nos olvidemos que están en juego nuestras vidas.

Lo terrible es que, a estas alturas, unos y otros sigan, erre que erre, insistiendo en unas medidas que son ineficaces.

En la actualidad, cuando la epidemia sigue desbocada, parece increíble que nadie tenga la inteligencia y la humildad de preguntarse si lo que se está haciendo es lo correcto; y no nos referimos sólo, que también, a esa ineptitud para dotar a quien corresponde de los medios de protección mínimos necesarios.

Nos referimos a que en este momento son, precisamente, los hospitales, clínicas, residencias, etc., los principales focos de infección y expansión del Covid-19; y no sólo por los pobres y desgraciados a los que les ha tocado infectarse, sino también por el personal de todo tipo que los atiende, sin duda, con suma entrega y heroísmo.

Es decir, hay que considerar a España en “estado de guerra” y actuar conforme a ello. Ah, y hay que rezar.

Francisco Bendala Ayuso ( El Correo de España )