Hoy toca reñir a los españoles. No es de recibo que con la excusa de las vacaciones estemos todos tan tranquilos, como si no pasara nada, cuando nuestra patria sigue hundiéndose en las arenas movedizas del régimen del 78.

Señores, la luz sigue subiendo al igual que los combustibles a precios fuera de toda lógica y razón. Es hora de levantarse en contra de este atraco a mano armada y dejar la cerveza del chiringuito.
Señores, tenemos un paro juvenil del 42 por ciento. Es hora de que los jóvenes dejen el botellón y reclamen un futuro. Un trabajo digno que les posibilite formar una familia y realizarse como personas.
Señores, tenemos seis millones de parados, es hora de que esta gente se pregunte si quiere seguir malviviendo a base de subvenciones y paguitas.
Señores, el moro nos está invadiendo. Es hora de levantarse y pedir que todo inmigrante ilegal salga de nuestro país, en especial de Ceuta, Melilla y Canarias.
Señores, España se desintegra en 17 reinos de taifas. Es hora de reclamar el fin de las nefastas autonomías y del expolio a que se nos somete para mantener este tinglado.
Señores, ya son más los que cobran del Estado que los que cotizan. Es hora de pedir que se deje de colocar a amigos en la administración y luchar por un sector privado poderoso.
Señores, el invierno demográfico nos golpea duramente amenazando nuestro futuro. Es hora de ponerse a procrear y a pedir políticas familiares justas.
Señores, el campo agoniza. Es hora de reclamar justos precios y un programa de infraestructuras para nuestra patria despoblada.
Señores, el comunismo está asentándose en nuestro país. Es hora de buscar líderes adecuados que logren la unidad de todos los que creen en España y en Cristo.
Señores, la deuda pública que dejaremos a las generaciones futuras es brutal.  Es hora de reclamar que nos gobiernen dirigentes austeros y capaces.
Señores, aumenta la violencia grupal, contra individuos y contra nuestras mujeres.  Es hora de exigir leyes justas que pongan fin a esta lacra.
Señores, España se ha convertido en un desierto industrial.  Es hora de exigir firmes políticas de relanzamiento del sector.
Señores, las libertades nos las está quitando este gobierno comunista. Es hora de exigir la libertad de verdad, piropos incluidos.
Señores, sigan disfrutando de su cervecita playera mientras todo esto está ocurriendo. Llegará pronto el día del rechinar y el crujir de dientes.
Señores, España se está convirtiendo en un país tercermundista.  Levantemos, echemos a este gobierno y volvamos a transitar por el camino de la grandeza.
Que el expolio que soportamos acabe por despertar de una vez a nuestros compatriotas y que pongamos el país en manos de gente preparada y digna.
Manuel Fernández Prieto ( El Correo de España )