SUIZA

Suiza es la fórmula cariñosa y familiar de llamar a la Confederación Helvética. Una nación bellísima, admirable, limpia y de escaso recorrido.

Los millonarios de todo el mundo guardan ahí sus reservas y les va muy bien.

Me enorgullece como español que nuestra izquierda más radical e independentista se refugie en Suiza para meditar sus decisiones. Que Anna Gabriel se halle en Suiza.

Alfonso Ussía ( La Razón )