Voy a tratar este tema hoy porque la atmósfera de ‘buenismo’ progresista que nos invade es asfixiante y conviene el ir poniendo los puntos sobre las íes. Por que obras son amores y lo demás buenas razones y no tanta verborrea vacua que nos está llevando a la ruina.

Tenemos que los progres, en base a no se que supuesta superioridad intelectual nos miran por encima del hombro como si fuésemos residuos de otros tiempos.  Y son ellos precisamente los que no han leído lo suficiente para llegar a comprender que la historia no es lineal si no cíclica. Lo que cambia totalmente el punto de vista a la hora de afrontar los hechos.

El caso es que con sus poses altaneras y sus discursos de iluminados acaban convenciendo a la gente de que son las panaceas para todos los males. Pero los resultados de 45 años de consenso y diálogo y todas esas cosas están ahí.        Irrebatibles. Hemos pasado de ser la novena potencia industrial del mundo a ser los pedigüeños de Europa. Esa es la triste realidad. La realidad inamovible. La que no gusta pero que esta ahí. Diciéndonos que no se están haciendo bien las cosas.
Por que mucha superioridad moral, mucho mirar a los demás por encima del hombro, pero de lo mollar nada. Res de res, como diría un catalán. Nada de industria, nada de desarrollo económico, solo nos dieron el engañoso boom inmobiliario de Aznar. Nos convirtieron en el chiringuito de la CE y ahora, con la pandemia a andar suplicando limosnas.
¿Para eso tanto bla, bla, bla? ¿Tanto hablarnos de derechos y libertades que se convierten en papel mojado sin tener un buen puesto de trabajo que nos garantice el sustento? Primum manducare an deinde filosofare decía el latino. Y esta gente solo nos ofrecen despoblación y paro. Nada más. Seis millones de parados tenemos ya. Y acogiendo inmigrantes encima.
Por que todo nos lo presentan muy bonito y de color de rosas, que si tenemos derecho a tal y a cual, pero lo más importante, lo que de verdad nos hace libres, un buen trabajo, eso queda para los que quieran ir a Alemania. No para los que nos quedamos. Hay que hacer despertar a los españoles de una vez. Y explicarles que sin desarrollo económico nos vemos abocados a una fiesta artificialmente sostenida que desembocará inevitablemente en la ruina y en la hambruna.  Tanta palabrería democrática no nos está aportando nada en realidad y el retroceso es evidente.
Así que no nos vengan con más milongas, por favor. Menos imposiciones ideológicas, menos exhumar cadáveres, y dennos de una vez lo que de verdad necesitamos, buenos oficios y trabajos, menos despoblación.  No nos hacen falta más ni vuestros postureos progres ni vuestra desatada verborrea. Queremos obra pública útil, queremos buenos empresarios y no más cientos de miles de políticos que hablan mucho y hacen poco.
Esta es la situación a la cual nos han llevado 45 años de decirnos que somos los más ‘guays’ del universo mientras se desarrollaba el latrocinio atroz que hemos experimentado.  De ser cabeza de león hemos pasado a ser cola de ratón. Ni más, ni menos. ¿Para eso tanto presumir de superioridad moral y despreciarnos a los que seguimos aferrados a nuestras tradiciones? ¿Para eso nos miráis como si fuésemos unos pobres ignorantes que no entienden nada?
Viene una hambruna y todas vuestras vergüenzas quedarán al aire. Así que os voy recomendando un poco de humildad, queridos progres, y que os bajéis de esa burbuja en la que os tienen instalados vuestros numerosos sueldos públicos. La realidad es otra y os van a empezar a pintar bastos. Si no conseguís un país desarrollado económicamente toda vuestra bonita palabrería se quedará en nada y ya veremos que es lo que nos viene.
Pero como en realidad sois unos incultos que no habéis tocado un libro en vuestra vida, ni trabajado en lo que curte de verdad a las personas, no tenéis ni idea de por donde van los tiros para hacer prosperar España. Y os encontrareis con que nuestra esperada oportunidad llegará y seremos nosotros los que pongamos el país a funcionar y a repoblarlo.
Puesto que vuestra inutilidad es ya manifiesta y solo nos ofrecéis palabras y no hechos, llegará nuestra hora y la de un nuevo amanecer. No lo dudéis. No lo dudemos nosotros tampoco. España despertará del letargo y nos ofrecerá la oportunidad de hacerla Grande, por mucha superioridad moral izquierdista que os creáis que tengáis. Llegan otros tiempos destinados para otras gentes que no sois vosotros ni vuestra demagogia. Es la hora de reindustrializar y de repoblar España.
Yo en las charlas de los bares es lo que veo y lo que oigo. En la obrera Dos Hermanas y en la campesina Castilla. Se os acaba el chollo, majos. Esto es así. Aguantaremos unos años más gracias a los fondos europeos y luego os desfondareis. Los carteles de las calles comerciales de las ciudades y de los pueblos de España dicen Se Vende y Se Alquila. Las tiendas están cerradas pues. Esos carteles nos señalan claramente el futuro y lo que está por venir.
Nada más por hoy. En este lluvioso día de Martes de Abril me he atrevido a deciros que vuestra falaz diarrea verbal ha fracasado y de que se presentan nuevos tiempos. Hace unos años cuando ya lo dije os reísteis de mi, pero la sonrisa se os ha congelado en la boca.
Ahora hasta rezáis por que no se consume la catástrofe y con ello el fin de vuestras prebendas.  Pero mucho me temo que la situación está a punto de desarrollarse tal y como lo vengo diciendo en estos artículos del Correo de España.  Agua progres.
Llega nuestra hora y no le fallaremos a España ni a la civilización cristiana occidental.
Manuel Fernández Prieto ( El Correo de España )