SUSANA DÍAZ: ESPECTÁCULO INSERVIBLE EN LA COMISIÓN DE LOS ERE

La comparecencia de ayer de Susana Díaz por el caso de los ERE en la comisión del Senado -creada por el PP- que investiga la financiación de los partidos no sirvió para aportar ninguna aclaración sobre el gigantesco saqueo perpetrado por la Junta. Lejos de cualquier atisbo de autocrítica, protagonizó un duro cara a cara con el portavoz popular, cuya torpeza convirtió la sesión en un espectáculo bronco e inservible, que es justo lo que buscaba la presidenta andaluza para zafarse de dar explicaciones.

Díaz acusó al PP de convertir esta comisión parlamentaria en el «primer acto de campaña» de las elecciones andaluzas del 2 de diciembre y, con el fin de eludir responsabilidades, alegó que ella no tenía entonces «competencias» en el Gobierno andaluz.

El fraude de los ERE, que está sub iudice tras sentar en el banquillo a 21 ex altos cargos de la Junta -incluidos Chaves y Griñán-, constituye el mayor escándalo de corrupción de la democracia española.

Primero por el volumen económico del saqueo en las ayudas a los parados: 850 millones de euros. Segundo, porque supone el epítome del régimen tejido por el PSOE en cuatro décadas de control omnímodo del poder en Andalucía. Díaz debe responder por este lodazal en lugar de parapetarse tras evasivas de grosero tufo electoralista.

El Mundo

viñeta de Linda Galmor