TAXI: FIN DE LA HUELGA EN FALSO

Con la llegada de agosto, muchos taxistas se han ido de vacaciones. De ahí que la desconvocatoria de las huelgas fuera interesadamente obligada.

Pero no nos engañemos; se ha cerrado en falso el conflicto y el sector amenaza con reanudar los paros en septiembre si no se cumplen las promesas que alegremente les ha hecho el Gobierno.

Y no están en sus manos, entre otras razones porque, por un lado, pasan por cambios legislativos que exigen un respaldo con el que hoy Moncloa no cuenta, y por otro, descargan la responsabilidad en las comunidades autonómas, que no tienen por qué asumir el trágala.

El problema sigue y lo peor es que el Gobierno ha dado señales de debilidad ante un sector que usa su posición privilegiada para chantajearlo.

El Mundo