Don Joan Ramon Laporte Roselló, experto en farmacología con centenares de publicaciones, no eso que filósofos y pedantes llamarían ‘chusma’ o ‘magufo’, intervino en la Comisión de investigación sobre la gestión de las vacunas y además de alertar sobre la burocracia y el conflicto de intereses en el sistema sanitario, afirmó que «estamos ante un experimento que atañe a la ciudadanía mundial y que se realiza con unos productos que son tecnologías nuevas que implican la administración de ácidos nucleicos que no son, según la RAE, propiamente vacunas sino fármacos».

Interesante fue su respuesta a la diputada del PSOE: «Ha repetido cuatro veces que las vacunas salvan vidas. Los ensayos clínicos, principal fuente de pruebas sobre la eficacia, no muestran que las vacunas reduzcan la mortalidad.

En el ensayo de Moderna hubo catorce muertos en el grupo Placebo y catorce en el grupo vacuna, y en el de Pfizer un muerto más en el de vacunas que en el placebo. Otra cosa es que se haya visto que las personas vacunadas tienen menos enfermedad grave, y eso me parece claro.

Y no pongo en duda la necesidad, como dice la OMS, de poner una dosis y, si puede ser, dos; ahora bien, la historia de las terceras y cuartas dosis en general, sin especificar qué grupos vulnerables la necesitan, me parece realmente tecnoidolatría ignorante de lo que está ocurriendo (…) no tenemos ningún dato que nos indique que las vacunas han evitado la mortalidad por Ómicron y sabemos que con las nuevas variantes pueden no ir muy bien (…) Yo critico que se tome, sobre todo por su grupo, como variable principal el porcentaje de población vacunada.

Esto en sí no es ni bueno ni malo (…) No está tan claro que sea necesario vacunar a niños y adolescentes, porque probablemente en estos grupos acabemos sabiendo que las vacunas causan más muertes que la enfermedad (…)

En los foros internacionales no se ha definido todavía qué es un muerto por Covid (…) Es necesario huir de las recetas oficiales: ‘las vacunas salvan vidas’, ‘la tasa de vacunación debe ser elevada’…

Yo creo que tenemos que mirar, ir mirando críticamente porque lo primero es no hacer daño».

Hughes ( ABC )