Durante meses, mejor dicho desde que se constituyó el gobierno madrileño, hará como un año y medio, siempre ha sobrevolado la sensación de que el gobierno de coalición en Madrid Región, no llegaría a su final natural de cuatro años y, por suerte, no ha llegado. Y les explico:

Ya en las semanas que duraron las conversaciones previas quedaron claras muchas cosas, empezando por que quería cada uno de los partidos políticos implicados, a saber: el Partido Popular la presidencia de la Comunidad al precio que fuese; Ciudadanos tratar de igual a igual al PP y sacarle lo que pudiese en forma de cargos, asesores, amiguetes, etc,…también llevar adelante los favores necesarios a intereses y personas del PSOE, algo que ha pasado desapercibido, pero que ha pasado, pues mantenía esa idea de que ellos estaban con el PSOE, pero como no era el momento para fingir con el PP y cambiarse de chaqueta en cuanto se pudiese; Finalmente VOX, nuevo en estos lides, que únicamente pretendía que se le reconociese su importancia y que solo pedía a cambio que se cumplieran algunos de los postulados de su programa de CIEN PUNTOS, prospecto que no se ha leído nadie y creo que antes de hablar de VOX debieran hacerlo.

Curiosamente y gracias a las famosas furgonetas de correos, y las sacas cargadas de votos por correo, dio la casualidad de que otras Regiones también tuvieron que hacer algo similar a lo de Madrid, es decir gobiernos de coalición PP y Ciudadanos, a los que en momentos puntuales apoyaba VOX, teniendo en cuenta siempre que Ciudadanos decía que ellos no tenían nada que hablar ni pactar con VOX, pero no renunciaba a que ellos se apoderasen de las poltronas y de los dineros de todos nosotros con el apoyo de VOX. Digamos una postura éticamente bastante reprobable.

No en Madrid, pero sí en otras Regiones, y de ellas Andalucía es el más claro ejemplo, los de Ciudadanos se apañaron (es decir cogieron) los puestos más deseables en cuanto a figurar, influencias y sobretodo la pasta por delante y a poder ser sin justificar a donde iba.

Y decíamos que Andalucía es el mejor ejemplo, donde el incorruptible, ejemplo de ética y moral, así como de buen hacer democrático y con un pasado de monja ursulina, señor Marín, se hizo con la Vicepresidencia y de paso los temas sociales, sobretodo lo de «la violencia de genero», eso que los de VOX llaman los chiringuitos, pues eso tiene mucha pasta por delante y además como esa pasta es para proteger a las mujeres indefensas y a las dos mil y muchísimas asociaciones de mujeres irredentas y maltratadas que hay en los ochocientos y pico municipios de Andalucía, es decir tres asociaciones por municipio.

Dirán ustedes ¿y que? Pues que entre las premisas de la Ley sus anexos y la Ley de Protección de Datos, no hay que rendir cuentas muy concretas de a donde van los dineros y como se usan, algo primordial para Ciudadanos y que el presidente del PP dio por bueno con la habitual carita de buena gente que tiene, otros dicen cosa diferente de ese cara, pero no metamos el dedo en el ojo de nadie.

Murcia es diferente, pues cierto ten con ten inicial ha ido a un estrecho control de los peperos sobre lo de la pasta por delante. Ahí los de Ciudadanos han puesto pie en pared y han dicho que el dinero es el dinero y que, controles, los justos.

Y ya saben ustedes que el dinero lo rompe todo y claro los de Ciudadanos han mirado rápidamente ha quien sabían que congeniaban bien con ellos en determinados aspectos y empezaron a moldear un rápido cambio de situación, eso sí, alegando que la culpa la tenía el presidente del PP que los quería controlar y no les dejaba hacer, lo cual es cierto, pero no para lo que ellos decían.

Ya puestos a destruir, pues se llamó a maitines a las otras regiones compartidas, pero los de Andalucía dijeron nones, para qué cambiar de socio si este les iba bien, los Castilla y León estaban en Babia y dijeron: que bueno, que vale, que total, en fin ya sabemos…

Y respecto a Madrid que quieren que les cuente, pues que los del PP, capitaneados por Ayuso pues vigilan expectantes, que por dos veces entendieron que los de Ciudadanos les iban a apuñalar y los del PP de Madrid, más listos que los niños bonitos de Ciudadanos, y apoyados por VOX, no les quedó mas remedio que ante lo que se veía venir que hacer lo que han hecho, en legítima y pura defensa.

No tengo porque defender a Ayuso, entiendo que el PP de Madrid no representa a un cristiano, anti abortista, partidario de la familia y que opina que a Fuentes se le fue la cabeza con el tema de la aprobación de la Ley LGTB, pero no me queda más remedio que aplaudir lo hecho, porque por afán de lo que sea, Ciudadanos le iba a entregar el gobierno de Madrid a los social comunistas, en mi terminología mencheviques-bolcheviques, que hubiesen convertido el último bastión español en otra más de las Repúblicas Socialistas Soviéticas Ibéricas, que es lo que Iglesias pretende y además no lo oculta, acabando de una vez y para siempre con la esperanza de volver a tener una Patria y una Libertad que nos están quitando con el beneplácito del silencio de los borregos que han puesto por delante de los ciudadanos con esta Plandemia misteriosa que causa una enfermedad con una letalidad del uno por ciento, hay muchas otras enfermedades en este momento que causan más letalidad y a nadie le interesa hacer nada, porque no les sirven para sus fines maniqueos.

En fin que si el sorprendido Aguado, que lloraba como mujer, lo que no supo defender como hombre; es decir el sillón de vicepresidente y las bagatelas que le acompañaban, que se vaya a apuntar al paro, porque ese es el futuro de su partido, ese partido al que Iván Espinosa de los Monteros llama «la veleta naranja», y que nunca mejor puesto un apodo que este. Pero, yo le pondría otro más adecuado acerca de chiringuitos, puestos de confianza, influencias y demás que, de momento, se van quedando en el aire.

Respecto a la oposición política de izquierdas, oía yo el jueves por la mañana a eso de las 09.00 al señor Gabilondo, al que tenía por rojo, pero consecuente, decir sin convencimiento alguno los mantras típicos de la izquierda, con lo cual, para mi como si hubiese muerto a partir de ahora.

Respecto a los niñatos hijos de papá, que no saben lo que es trabajar, que no están dispuestos a doblar el lomo, y que se quedan sin la mamandurria, que lógicamente militan en partidos seudo comunistas, recordarles a Robespierre, y lo que les pasa a la gente como ellos, cuando hay una revolución, esa que ellos quieren.

Mas les vale leerse un libro de Historia, a ver si aprenden de cual acabará siendo su futuro si siguen como van.

Y ahí, lo dejo….

José Antonio Ruiz de la Hermosa ( El Correo de España )

viñeta de Linda Galmor