Bruselas

pactokoy

Bruselas.

Bueno es comenzar este texto con un recordatorio. «Podemos» e Izquierda Unida se negaron a firmar el Pacto Antiyihadista. Iglesias recurrió a las «miradas de amor» como únicas armas aceptables para que los terroristas árabes dejaran de matar. Hoy, cuando escribo, Bruselas es una ciudad condensada de humo, fuego, sangre y estremecimiento. No han funcionado las «miradas de amor» del cursi más peligroso de Europa.

Nadie se atreve a reconocer que estamos en una guerra declarada y desigual. El mundo libre se defiende con los Derechos Humanos y los propósitos de paz ante un enemigo que ataca con bombas y balas. Las guerras se ganan así. Hoy Bruselas, corazón de la Europa comunitaria, arde y sangra.

Alfonso Ussía ( La Razón )

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*