El cabreo de los corderos

corderos2

El cabreo de los corderos.

En días como hoy, abrumado por las noticias que llegan de Alemania, tengo la sensación de que caminamos hacia el precipicio. Y lo hacemos inermes y moralmente gratificados. No es algo inédito en la historia de la civilización. Les pasó a los romanos, que vivían orgullosos de su Vía Apia y sus legiones y amanecieron en manos de los bárbaros, que no sabían leer ni les importaba.

El número de víctimas inocentes y la intensidad de la violencia que sufre Europa son una brizna comparadas con las que padecía el Viejo Continente hace escasas décadas, pero nuestra sociedad se ha hecho opulenta, cómoda y suave y no soporta el dolor. Quizá suene apocalíptico, pero si continúa instalándose la idea de que nuestros políticos no hacen nada efectivo para frenar el mal, no tardarán en emerger triunfantes.

Alfonso Rojo ( La Razón )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*